Esta disciplina reciente está avanzando sobre el campo de la política con la intención de aportar herramientas efectivas que contribuyan a dotar de recursos a los actores políticos para mejorar la calidad de su tarea de gobernar o de ser opositores, sanear la imagen pública y fundamentalmente cumplir con la función principal encomendada: el servicio público. El Coaching Político permite al político desarrollar toda una serie de cualidades indispensables para gestionar tanto su vida política, como su vida pública y su vida personal. El trabajo se produce en estos ámbitos:

  • Centrarse en el desarrollo y la mejora del estilo de liderazgo político de colaboración que incluye la construcción de alianzas a través de las fronteras políticas y el fomento de relaciones auténticas con los demás.
  • Creando relaciones de confianza que permita a los políticos discutir libremente cuestiones de la "cosa pública" sincerando posiciones e intereses para alinear las acciones pertinentes hacia el logro de los propósitos de las políticas llevadas adelante.
  • Proporcionar herramientas para la gestión de la ansiedad y el estrés en situaciones difíciles.
  • Fortalecer las competencias conversacionales que faciliten al político una escucha activa de las inquietudes ciudadanas.
  • Considerar los patrones éticos como estandartes de la gestión pública para el cumplimiento de las demandas sociales logrando la consolidación positiva de la imagen del político sin la necesidad de recurrir a prebendas políticas.